Our team of specialists and staff believe that informed patients are better equipped to make decisions regarding their health and well being. For your personal use, we have created an extensive patient library covering an array of educational topics. Browse through these diagnoses and treatments to learn more about topics of interest to you. Or, for a more comprehensive search of our entire Web site, enter your term(s) in the search bar provided.

As always, you can contact our office to answer any questions or concerns.

¿Qué es la otitis media?

Otitis media se refiere a la inflamación del oí­do medio. Cuando la infección ocurre esta condición es llamada "otitis media aguda". La otitis media aguda ocurre cuando un resfrí­o, alergia o infección de las ví­as respiratorias superiores y la presencia de bacterias o virus llevan a la acumulación de pus y moco detrás de la membrana timpánica bloqueando la trompa de Eustaquio. Esto causa dolor de oí­do e hinchazón.

Cuando se forma lí­quido en el oí­do medio, la condición es conocida como "otitis media con efusión". Esto sucede en una infección en recuperación o cuando una infección esta por ocurrir. El lí­quido puede permanecer en el oí­do por semanas hasta algunos meses. Cuando una descarga del oí­do persiste o se hace recurrente es llamada a veces infección crónica de oí­do medio. El lí­quido puede permanecer en el oí­do hasta tres semanas después de la infección. Si no es tratada, la infección crónica del oí­do puede tener consecuencias potenciales serias como pérdida auditiva transitoria o permanente.

¿Como afecta la otitis media la audición del niño?

Todos los chicos con infección de oí­do medio o lí­quido tienen un grado de pérdida auditiva. La pérdida promedio en oí­dos con secreción es de 24 decibeles, equivalente a usar auriculares (24 decibeles es el nivel aproximado de los silbidos leves). Lí­quidos más espesos pueden causar una pérdida mucho mayor, de hasta 45 decibles (el nivel de la conversación normal)

Su niño puede tener pérdida de la audición si no es capaz de entender ciertas palabras y habla a un volumen mayor del normal. Básicamente, un chico con pérdida auditiva debido a infecciones de oí­do medio escuchará sonidos poco claros y perderá de entender algunos diálogos en menor medida que aquellos con hipoacusias profundas. De todas formas las consecuencias pueden ser importantes - el paciente joven pueden perder en forma permanente la habilidad de entender en forma concisa el diálogo en ambientes ruidosos (como el aula de la escuela) llevando a un retraso en el aprendizaje de importantes habilidades de lenguaje.

Tipos de hipoacusias

La hipoacusia conductiva es una forma de dificultad auditiva debida a una lesión el en canal auditivo externo o en el oí­do medio. Esta forma de hipoacusia es generalmente transitoria y se encuentra en personas de 40 años o menos. Infecciones de oí­do crónicas no tratadas pueden llevar a una hipoacusia conductiva; drenar el oí­do medio infectado a través de la membrana timpánica lleva de nuevo la audición a la normalidad.

La otra forma de hipoacusia es la neurosensorial, pérdida auditiva debida a una lesión en la rama auditiva del VIII par craneal o del oí­do interno. Históricamente esta condición es más prevalente en la edad media o pacientes mayores, sin embargo la exposición continua a música a un alto volumen puede llevar a la pérdida auditiva neurosensorial en adolescentes.

¿Cuándo se debe realizar un examen de audición?

Un examen de audición se debe llevar a cabo en chicos que tienen infecciones de oí­do frecuentes, pérdidas auditivas que duran mas de seis semanas o lí­quido en el oí­do medio por mas de tres meses. Hay una amplia gama de instrumentos para evaluar la audición del niño, la función de la trompa de Eustaquio y la movilidad de la membrana del tí­mpano. Ellos incluyen otoscopí­a, timpanometrí­a y audiometrí­a.

¿Pierden los niños su audición por otras razones aparte de la otitis media crónica?

Los niños pueden tener pérdidas auditivas temporarias por otras razones más allá de la infección crónica del oí­do medio y la disfunción de la trompa de Eustaquio. Ellas son:

a. Impactación de cerumen (tapón de cera compresivo)

b. Otitis externa: Inflamación del canal auditivo externo, también llamado oí­do de nadador.

c. Colesteatoma: Una masa de tejido epitelial escamoso y colesterol en el oí­do medio, generalmente resultado de una otitis media crónica.

d. Otoesclerosis: Enfermedad del laberinto óseo en el oí­do que es más común en los adultos y caracterizado por la formación de hueso que lleva a la progresiva hipoacusia conductiva. Ocurre debido a la fijación del estribo (uno de los huesecillos del oí­do). Hipoacusia neurosensorial puede resultar cuando esta involucrado el conducto coclear.

e. Trauma: Un trauma del oí­do o la cabeza puede causar una pérdida auditiva transitoria o permanente.